Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
   
Todo sobre mi Bebé
Portada >> Cuidados generales >> Higiene de zonas delicadas
Cuidados generales
El trato El trato
Paseo y salidas Paseo y salidas
El sol El sol
La ropa La ropa
El abrigo El abrigo
El baño El baño
Higiene de zonas delicadas Higiene de zonas delicadas
El ombligo El ombligo
La zona del pañal La zona del pañal
El chupete (o el dedo) El chupete (o el dedo)
El sueño El sueño
Higiene de zonas delicadas
HIGIENE DE ZONAS DELICADAS
Imprimir


OÍDOS


Los repliegues de la oreja pueden limpiarse con una gasa o con un poco de algodón. Los bastoncillos con algodón en la punta que existen en el mercado son muy adecuados y prácticos, pero nunca se deben usar para sacar la cera que se produce en el conducto auditivo, pues comprimen la que queda por detrás haciendo que se formen tapones, y sobre todo, se corre el riesgo de que con un movimiento inesperado alcancen el tímpano y lo rompan.

La cera de los oídos va saliendo por sí sola; no se debe intentar sacar con nada. Los especialistas en otorrinolaringología recomiendan que en el oído no se introduzca nada más estrecho que el codo.

Si luego no se puede secar bien, no es bueno que el conducto auditivo se llene de agua, pues la humedad favorece su infección; por eso conviene no mantener los oídos del bebé bajo el agua, pero tampoco sucede nada porque les salpique o les entre un poco.


NARIZ


Para desobstruir la nariz, se emplea suero fisiológico; pero para lavar los orificios, puede emplearse agua corriente.


OJOS


Si hay que lavarlos y retirar alguna legaña, se debe hacer con una gasa empapada en suero fisiológico, pero nunca con algodón.


UÑAS


Aunque las uñas de los recién nacidos son difíciles de cortar porque son muy flexibles y se doblan entre las hojas de las tijeras, esa propiedad no evita que puedan hacerse daño con ellas cuando mueven descontroladamente brazos y manos.

En los bebés que nacen con retraso, eso puede significar tener que intervenir el primer día, porque ya las tienen largas. Cuando sea necesario cortarlas antes de los 8 ó 10 días de vida, hay que proceder con mucha habilidad y cuidado; puede ser mejor limitarse a limarlas. Desde luego, nunca se utilizará un cortaúñas, con el que fácilmente se les podría cortar en el dedo.

A partir de los diez días o del momento en que se noten más consistentes, se pueden cortar más fácilmente con unas tijeras pequeñas sin punta (de punta roma), manteniendo firmemente sujeta su mano. A veces es mejor esperar a que estén dormidos.

Crecen bastante rápidamente, de modo que suele ser necesario cortarlas una vez por semana.

Los bordes deben quedar redondeados, para evitar que se arañen, y es conveniente limarlos después del corte.

Las uñas de los pies se cortarán rectas, para procurar que sus bordes crezcan por encima de la piel y no se claven en los márgenes. Dado que crecen mucho más despacio, durante los primeros meses no suele ser necesario tocarlas.


GENITALES


En la mayoría de recién nacidos varones, no es posible retirar la piel del prepucio sin hacerles daño y no es necesario para su higiene.

La vulva debe limpiarse sin miedo, separando bien los pliegues, teniendo la precaución de lavarla siempre de delante hacia atrás, para no arrastrar hacia la vagina los microbios que pueda haber alrededor del ano.


El baño
Pág. 7 de 11
El ombligo


 
Preparativos
En el hospital
Vuelta a casa
La lactancia
Cuidados generales
Desarrollo psicomotor
Problemas y enfermedades
Vacunas
Primeros auxilios
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Educación
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski