Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
   
Todo sobre mi Bebé
Portada >> La lactancia >> El peso
La lactancia
Fundamentos de la lactancia materna Fundamentos de la lactancia materna
Cómo poner al bebé al pecho Cómo poner al bebé al pecho
Posturas para dar de mamar Posturas para dar de mamar
Horarios Horarios
Duración de las tomas Duración de las tomas
Uno o dos pechos por toma Uno o dos pechos por toma
Necesidad de ayuda o suplemento de leche Necesidad de ayuda o suplemento de leche
¿Tiene suficiente? ¿Tiene suficiente?
El peso El peso
Cuidados y problemas de los pechos Cuidados y problemas de los pechos
Alimentación y precauciones de la madre que da de mamar Alimentación y precauciones de la madre que da de mamar
Extracción y biberones de leche materna Extracción y biberones de leche materna
El destete El destete
Lactancia artificial Lactancia artificial
Preparación de los biberones Preparación de los biberones
El peso
EL PESO
Imprimir

Aunque es el dato que más suele interesar a los padres, el peso no es una variable de fácil interpretación, y menos aún cuando más interesa, que es durante los primeros días de vida.

- Un bebé puede seguir una curva de peso aparentemente normal y estar por debajo de lo que su naturaleza desearía, mientras que otro que apenas llega a los mínimos teóricos puede estar siendo perfectamente alimentado y ser, simplemente, menudo de constitución.

- Durante los tres o cuatro primeros días pueden perder hasta casi un 10% de su peso, iniciando luego una curva ascendente que les lleva a recuperar el peso que tenían al nacer a los 10 ó 12 días de vida como máximo.

- Como promedio, durante los tres primeros meses ganan 200 gramos cada semana y el primer mes deben aumentar al menos 150 gramos semanales.

- En general, es suficiente con pesarlos cada semana durante el primer mes y cada quince días hasta el tercero.

- Para comprobar lo que ganan con pocos días de intervalo, hay que pesarlos con la misma ropa y en el mismo momento respecto a la toma (o antes o después, pero las dos veces igual).

- Si el aspecto y el comportamiento no coinciden con una ganancia de peso aparentemente escasa, no debe olvidarse que la orina y las heces también pesan: influye mucho que el niño haya orinado o defecado o no antes de pesarlo.


¿Tiene suficiente?
Pág. 9 de 15
Cuidados y problemas de los pechos


 
Preparativos
En el hospital
Vuelta a casa
La lactancia
Cuidados generales
Desarrollo psicomotor
Problemas y enfermedades
Vacunas
Primeros auxilios
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Educación
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski