Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
   
Todo sobre mi Bebé
Portada >> Problemas y enfermedades >> El cólico del primer trimestre o del lactante
Problemas y enfermedades
El llanto El llanto
El cólico del primer trimestre o del lactante El cólico del primer trimestre o del lactante
Fiebre Fiebre
Motivos de consulta urgente Motivos de consulta urgente
La costra del lactante La costra del lactante
Dermatitis del pañal Dermatitis del pañal
Estreñimiento Estreñimiento
Regurgitacines y enfermedad por reflujo Regurgitacines y enfermedad por reflujo
Vómitos Vómitos
Diarreas y gastroenteritis Diarreas y gastroenteritis
Resfriados, otitis y conjuntivitis Resfriados, otitis y conjuntivitis
Bronquiolitis, bronquitis y asma bronquial Bronquiolitis, bronquitis y asma bronquial
La muerte súbita del lactante La muerte súbita del lactante
El cólico del primer trimestre o del lactante
EL CÓLICO DEL PRIMER TRIMESTRE O DEL LACTANTE
Imprimir

El cólico del lactante o cólico del primer trimestre es un cuadro de causa desconocida, caracterizado por el llanto excesivo y sin motivo aparente, que presenta a diario a un bebé por lo demás perfectamente sano.

Suele iniciarse alrededor de la segunda semana de vida y persiste hasta el tercer o cuarto mes. Diariamente, a menudo desde el atardecer hasta entrada la madrugada, pero también a cualquier otra hora, el niño empieza a llorar de forma inconsolable, gritando y encogiendo las piernas como si le doliera el vientre, que puede observarse algo abombado y lleno de gases que a menudo elimina en forma de ventosidades. Esos signos hicieron creer que la causa de llanto eran los espasmos de la musculatura intestinal, y de ahí que se le conozca como "cólico", pero no hay ninguna certeza de que así sea. Los bebés no son capaces de localizar el dolor, y cuando lloran tragan mucho aire, de modo que, a pesar de las apariencias, el problema no tiene por qué originarse en su tubo digestivo.

Afortunadamente, notodos los niños que lloran cada tarde padecen un cólico del lactante. Es habitual que entre las seis y las doce de la noche los bebés estén más nerviosos (y los padres más cansados) y se acepta como normal que lloren hasta un máximo de tres horas a las seis semanas de vida, disminuyendo a partir de entonces hasta una o dos horas diarias a los tres meses.

Es posible que los mismos mecanismos que explican ese llanto considerado normal (tensión del niño y ansiedad de los padres) causen en bebés muy sensibles el cuadro más aparatoso y prolongado del cólico, y que sea efectivamente el intestino lo que tengan muy irritable; pero lo cierto es que todavía no hay ninguna explicación satisfactoria al respecto. Probablemente, el cólico sea además un cajón de sastre en el que se incluyen distintos problemas. Algunos casos podrían explicarse por una alergia a la leche de vaca (la del biberón, o la que toma la madre que da de mamar) y también cabe que un reflujo que no llegue a causar regurgitación visible de leche sea capaz, sin embargo, de producir una molesta quemazón en el esófago del bebé; pero en realidad, estos niños no padecerían un auténtico cólico, sino un proceso que se confunde con él.


CÓMO SUPERAR EL CÓLICO DEL LACTANTE


Partiendo de que es un problema de causa desconocida y de que no hay ningún medicamento ni remedio que lo solucione de forma drástica, hay, sin embargo, una serie de recomendaciones que pueden hacerlo más leve y fácil de sobrellevar, siguiendo siempre, por supuesto, las indicaciones del pediatra, que, por ejemplo, quizá crea conveniente empezar por descartar una alergia a la leche de vaca.


- Si se le cría al pecho, eliminar cualquier excitante de la dieta de la madre.


Aunque pequeñas cantidades de cafeína no suelen afectar al bebé, en estos casos conviene suprimir totalmente café, té y bebidas que la contengan, al menos a título de prueba.


- Combatir los gases.


El cólico del primer trimestre o del lactante
Procurar que trague el menor aire posible con el biberón (tetina siempre llena de leche y orificio de tamaño adecuado) y que eructe bien después de las tomas, así como administrarle un medicamento antiespumante si el pediatra lo recomienda, restará la influencia que los gases puedan tener en su caso.


- Anticiparse al problema.


En muchos casos, el llanto se inicia casi matemáticamente a una misma hora, de forma que si se le saca a pasear en el cochecito un rato antes, es posible que pase el momento crítico dormido.


- Descartar con calma otras causas de llanto.


Aunque ya se sepa por experiencia que no es el hambre ni el calor, ni la suciedad, ni la falta de compañía lo que le hace llorar, comprobarlo rutinariamente con una actitud sosegada, hablándole con suavidad, tratando de transmitirle seguridad y confianza.


- Aplicar metódicamente las técnicas de tranquilización.


Chupete, movimiento, contacto físico, masaje, música o sonidos pueden calmarle más o menos transitoriamente. Pasear con el bebé en la mochila, acunarle o descansar con él acostado sobre el vientre suele ser lo más eficaz.


- Tener siempre presente la convicción de que el niño está sano.


El cólico del primer trimestre o del lactante
Si a la frustración y agotamiento que causa el llanto inconsolable del bebé se añaden dudas sobre su salud, será casi imposible mantener la calma que conviene transmitirle. Esto requiere que el pediatra confirme que efectivamente se trata de un cólico y que controle la evolución del niño.


- Aceptar el llanto del bebé y acompañarle.


Pretender que calle como sea sólo sirve para poner más nervioso a quien está sufriendo. Por el contrario, una actitud comprensiva y paciente le puede ser de gran ayuda.


- Descansar y tener ayuda.


Es fundamental llegar a las horas difíciles con el máximo de energías y disponer de ayuda para poder turnarse.


El llanto
Pág. 2 de 13
Fiebre


 
Preparativos
En el hospital
Vuelta a casa
La lactancia
Cuidados generales
Desarrollo psicomotor
Problemas y enfermedades
Vacunas
Primeros auxilios
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Educación
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski